English seorimícuaro French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Más pruebas sobre espionaje ilegal a Dotcom en Nueva Zelanda


La historia de Dotcom no para: Si bien hace unas semanas te contábamos que las autoridades de Nueva Zelanda han dado luz verde para que el polémico fundador de Megaupload pueda demandar a la agencia de inteligencia de ese país por espionaje ilegal, ahora saltan a la palestra nuevos indicios de que fue irregular el procedimiento de vigilancia.
Las nuevas pruebas de espionaje ilegal que han sido reveladas por el Partido Laborista de Nueva Zelanda incluyen, nada más y nada menos, que la declaración jurada de un funcionario de la Oficina Gubernamental de Seguridad en las Comunicaciones (GCSB por sus siglas en ingles) fechada en febrero de 2012, en la que afirma que el Ministerio de Inmigración informó a la Agencia contra el Crimen Financiero de la Policía que tanto Dotcom como su socio eran residentes legales de Nueva Zelanda, y por lo tanto que las leyes de ese país prohibían que fuesen espiados.
Es decir, que con esta nueva evidencia queda claro que las autoridades de Nueva Zelanda sí que sabían siete meses antes de que estallase el escándalo que habían espiado ilegalmente a Dotcom y su socio, pero lo callaron para ver si pasaba desapercibido. Mal, muy mal.
Y es que el asunto se complica porque ya no solo se trata de espionaje ilegal, sino de falso testimonio, pues recordemos que una vez que estalló el escándalo por espionaje ilegal, la GCSB (que solo puede investigar a extranjeros en Nueva Zelanda) aseguró que no sabía que tanto Dotcom como su socio tenían permiso para residir en ese país, y que sus acciones fueron guiadas por la información brindada por la Policía neozelandesa… Patético.
Tal mal pinta el panorama del caso de Dotcom para las autoridades de Nueva Zelanda que Hugh Wolfensohn, quien hasta ahora se desempeñaba como subdirector de la GCSB y que ejerció como “director interino” durante el período en que se realizó el espionaje ilegal a Dotcom, presentó la renuncia a su cargo a comienzos de esta semana, justo cuando falta muy poco para que conozcamos las conclusiones de una investigación ordenada por el primer ministro neozelandés, John Key, sobre el espionaje ilegal al informático.
Así las cosas el caso sigue complicándose, la defensa del fundador de Megaupload bien puede insistir en que las pruebas recopiladas durante la detención de su cliente no deban utilizarse en el juicio que se sigue en su contra, y la posible extradición que el Gobierno de Estados Unidos viene pidiendo desde hace tiempo para juzgar a Dotcom por distintos delitos de piratería informática, crimen organizado y blanqueo de dinero luce cada vez más remota… Y es que entre demandas y apelaciones, creo que posiblemente ese día no llegue jamás. ¿Te atreves a apostar?

No hay comentarios :

Publicar un comentario