English seorimícuaro French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Gobierno estadounidense está espiando a todos los clientes de la operadora Verizon

¿Has llamado últimamente a alguna persona en Estados Unidos que tuviera un celular de la operadora Verizon? Pues bien, probablemente en estos momentos la Agencia de Seguridad Nacional de EE. UU. (NSA) debe tener registrada toda la información de esa llamada. Toda.
Ésto se debe a que –como lo reveló el periódico inglés The Guardian– una orden judicial secreta y hasta ahora desconocida para el pueblo estadounidense sostiene básicamente que el gobierno de ese país tiene “una autorización sin límites para obtener todos los datos por tres meses, (desde el 25 de abril) hasta el 19 de julio” de todas las llamadas realizadas bajo la operadora estadounidense Verizon, la que debe entregar informes diarios detallados a la NSA.
Pero, ¿que tipo de información está recolectando la NSA desde Verizon? La orden indica que deben entregar “todos los detalles de las llamadas, o ‘metadatos telefónicos’ creados por Verizon para llamadas realizadas entre Estados Unidos y otros países, y todas las llamadas al interior de Estados Unidos, incluyendo las llamadas locales“.
La orden es específica, y estos metadatos telefónicos consisten por lo bajo –o sea, perfectamente además podrían grabar la conversación y no lo sabemos– en los números telefónicos, el número IMSI, el número IMEI de los equipos (un número único y universal identificador de cualquier teléfono celular), el número de las tarjetas telefónicas utilizadas, hora y duración de la llamada, etcétera. O sea, datos capaces de responder quién eres, donde estás, con quién hablabas, por cuanto tiempo, y cuando llamaste.
Si bien usualmente estos tipos de órdenes judiciales son limitadas, como por ejemplo una cantidad limitada de líneas telefónicas asociadas a sospechosos de pertenecer a grupos terroristas, en esta ocasión la corte determinó que se debe registrar una cantidad prácticamente ilimitada de información. ¿Para qué? Quién sabe. Todos somos sospechosos.
La Casa Blanca entregó recientemente una declaración al respecto, y defendió la recolección de datos afirmando que es “una herramienta crítica para proteger a la nación de amenazas terroristas“. O sea, no ven nada malo en ésto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario